martes, 21 de agosto de 2007

Precio


No quisiera parecer cínico, pero opino que el peor de los tiranos es más adecuado para la correcta configuración de la especie humana que la mejor de las anarquías o estados naturales. En plata: prefiero al más insociable de los sociales que al más sociable de los insociales. Al déspota se le puede juzgar tarde o temprano, pero el salvaje queda siempre absuelto. El crimen es el precio que pagamos por tener historia.