domingo, 20 de julio de 2008

Dos que se marchan




Aún faltan diez días, pero a la infinidad de lectores que tiene esto la voy ya preparando para el trauma. El silencio se prolongará hasta septiembre, aprovechemos el tiempo que nos queda.

2 comentarios:

Atilio dijo...

Gracias a dios! Por unos días habrá menos locura en la blogósfera!
Que Allah te dé los ojos para ver, que Shiba guíe tus pasos y la virgen milagrera y aparecedora te cubra de su gloria y así descubras la radiancia y libertad del ateísmo y dejes detrás las fantasías, mitos y discursos filosóficos. Alabado sea un señor.

Que la pasen bien. Chock dee karp!

irichc dijo...

Queda una semana, pero ya cuento los días y hasta las horas. Ser asesor fiscal en julio (época punta de impuestos) es una pesadez de la que espero librarme lo antes posible.

En contra de lo que la compañía podría dar a entender no iré a Tailandia esta vez. Quiero coger el InterRail por Centroeuropa y llegar hasta Polonia, que me han dicho que allí los turistas católicos lo tienen todo pagado.