viernes, 7 de noviembre de 2008

Gente exquisita




Los republicanos españoles han tenido desde antiguo una extraña fijación con los cadáveres y las exhumaciones, una actitud que yo calificaría de atávica. No hace tanto, fieles a su peculiar justicia poética de ultratumba, saqueaban conventos, profanaban las sepulturas de las monjas difuntas y bailaban a plena luz del día con los despojos de esas envenenadoras del pueblo. También es destacable la ocurrencia de algunos terroristas, digo milicianos, de fusilar simbólicamente a Cristo, instrumento de enajenación presuntamente incompatible con el nuevo hombre liberado de sus ataduras.

Todo esto, mutatis mutandi, se repite hoy bajo el incruento manto del Derecho, por aquello de la revolución desde dentro. ¿O será que el espíritu del estalinismo necrófilo ha poseído al juez Garzón y a la adocenada familia de la izquierda hispana hasta volverlos más religiosos que Príamo?

8 comentarios:

Juanjo Romero dijo...

irichc, soy fan del blog desde hace mucho.

No suelo comentar por complejo --creo--. De hecho, lo de hoy es una pregunta: ¿de dónde es la fotografía?, es impresionante (en todos los sentidos del término).

irichc dijo...

Hola, Juanjo, encantado de conocerte, si me permites el tuteo. Me alegro de poder poner rostro a uno de los pocos asiduos que tengo, según las estadísticas. No conocía tu blog, por lo que tomo buena nota de él. Sí, en cambio, tu página, donde colaboró mi amigo García Olmo.

La foto la encontré aquí, pero no he mirado la referencia hasta hoy. Puede que esté equivocada y corresponda a los hechos de la Semana Trágica en lugar de a la guerra civil, como cuestiona uno de los comentaristas. No lo sé a ciencia cierta.

Di con ella por azar, azar forzado gracias a Google. Descubro ahora que ambos bloggers hemos sido lo bastante poco ocurrentes como para emplear la palabra "ocurrencia" con idéntico sentido irónico en nuestros respectivos relatos (sin leernos antes el uno al otro, doy fe).

En fin, un abrazo, y espero verte por aquí más a menudo.

Herodoto dijo...

¿Pero es que aun quedan republicanos españoles?

Reconocerás, al menos, que entre enterrar vivos y desenterrar cadáveres, mejor lo segundo ;)

irichc dijo...

¡Si el que no se consuela...! Sea como fuere, es una decisión desafortunada que nace del resentimiento partidista. Uno de los bandos actúa como si no se le pudiera acusar de nada, lo cual dice mucho de su voluntad de reconciliación.

Heracles dijo...

....menos mal que "algunos" salieron del Claustro gritando "libertad" "libertad" "libertad"..¿no es así?

irichc dijo...

Sentenciar póstumamente a Franco tiene el valor simbólico de condenar 40 años de gobierno de España y absolver a la revolución y a los crímenes que posibilitaron la insurrección del ejército. Cuando los dos bandos en litigio son culpables, la justicia histórica no tiene nada que decir, salvo que desee destruirlo todo, y ha de hablar el perdón. Garzón se ha visto obligado a reducir su maximalista y sesgada "causa general" a algo mucho más modesto y elogiable, dentro de sus competencias y conforme al espíritu democrático, así como al interés de los afectados.

elparis11 dijo...

saludos! con todo respeto y sin cargarme hacia ningun bando. si algun familiar hubiera muerto de una forma parecida me gustaria que se hiciera justicia sin importar si era rojo o fascista.

solo las personas que estan en esa situacion pueden comprenderla.

nos vemos!

elparis11 dijo...

saludos! con todo respeto y sin cargarme hacia ningun bando. si algun familiar hubiera muerto de una forma parecida me gustaria que se hiciera justicia sin importar si era rojo o fascista.

solo las personas que estan en esa situacion pueden comprenderla.

nos vemos!