miércoles, 29 de octubre de 2008

Efervescencias


Well mayest thou exclaim, 'Is there no God, then; but at best an absentee God, sitting idle, ever since the first Sabbath, at the ouside of His universe and seeing it go?' 'Has the word Duty no meaning? is what we call Duty no divine messenger and guide, but a false earthly phantasm made up of desire and fear?' 'Is the heroic inspiration we name Virtue but some passion; some bubble of the blood, bubbling in the direction others profit by?' I know not; only this I know, if what thou names Hapiness be our true aim, then are we all astray*.

Carlyle


* Bien pudieras exclamar, '¿Entonces no hay Dios, sino a lo sumo un Dios ausente, reclinado y ocioso por siempre desde el primer Sabbath, en las afueras de Su universo y contemplándolo marchar solo?' '¿No significa nada la palabra Deber? ¿No es lo que llamamos Deber un guía y mensajero divino, sino un falaz fantasma terreno amasado por el deseo y el miedo?' '¿Es el arrebato heroico al que nombramos Virtud más que una pasión, una burbuja en la sangre, burbujeando en la dirección que a otros aprovecha?' No lo sé; sólo sé esto: si lo que tú llamas Felicidad es nuestra verdadera meta, estamos todos extraviados.

1 comentario:

Hector1564 dijo...

Me ha gustado el tono shakesperiano del monólogo de Carlyle.

En cierto modo se podría colocar como una respuesta al célebre monólogo de Macbeth (ruido y furia, sabes?) sobre todo cuando dice si lo que tú llamas Felicidad es nuestra verdadera meta, estamos todos extraviados