martes, 22 de marzo de 2011

Pruebas analíticas de la existencia de Dios




Es imposible que el conjunto de todas las cosas materiales sea inmaterial; ergo, es necesario que sea material. Lo mismo se constata para con el conjunto de las cosas móviles, amarillas o calientes. De aquí derivo un axioma:

Las cualidades físicas de las partes se transmiten al conjunto.

A cuyos efectos defino como cualidad física aquella que no puede predicarse nunca de algo no físico.

Ahora bien, la cualidad de ser causado es física o no lo es. Si es física, aplica el axioma y el conjunto de lo causado es causado. Si no es física, puede predicarse de algo no físico. Pero esto es falso. Por tanto, es física. Por tanto, si las partes del universo son causadas, el universo es causado.

Todavía más. Es absurdo decir que algo cuyas partes son contingentes no es contingente, pues si no es contingente debe ser necesario, aplicando el tercio excluso; y si es necesario no puede ser contingente en parte, pues la necesidad es una cualidad lógica homogénea. Por tanto, algo cuyas partes son contingentes es contingente.

19 comentarios:

Evocid dijo...

Defines como cualidad física aquello que no puede predicarse de algo no físico.

Medir 10 cm, de acuerdo es eso, es una cualidad física.

Pero aunque es cierto que "Estos ladrillos que tengo enfrente miden 10 cm de altura" es a su vez falso que "la pared que tengo enfrente, formada por estos ladrillos, mide 10 cm de altura".

Tenemos pues una cualidad física que no se transmite de las partes al conjunto.

Un saludo, irichc. A ver cuándo nos haces una visita a tus abandonados de #foro.

Héctor M. dijo...

Vamos a ver. Dices:
Es imposible que el conjunto de todas las cosas materiales sea inmaterial; ergo, es necesario que sea material.

Es imposible SI y sólo SI tooodo el conjunto de las cosas materiales está compuesto de cosas materiales. No si es un conjunto heterogéneo. Otro tanto:

si las partes del universo son causadas, el universo es causado

Si y solo si TODAS las partes del universo son causadas etc.

Pero no es el caso en el mundo real: existe el vacío cuántico

párvulo dijo...

Hector (del enlace):

"De acuerdo con la mecánica cuántica, el vacío cuántico no está verdaderamente vacío sino que contiene ondas electromagnéticas fluctuantes y partículas que saltan adentro y fuera de la existencia."

¿Cómo se come eso de que partículas saltan adentro y fuera de la existencia? Eso no es más que un modelo. Esa no es la realidad. Al igual que la función de onda, que es una función de probabilidad, no tiene existencia física, sino que es la descripción de algo que sí la tiene. Otro ejemplo: el arcoiris se explica por la propagación en la interfaz aire-agua de las gotas de fotones de momento angular imaginario. ¿Qué es un fotón? ¿Qué es un momento angular imaginario?

No han de confundirse las representaciones matemáticas con la realidad. Pero es que, además, las representaciones no pueden contradecir a la realidad. Las cosas, simplemente, no pasan constantemente de la existencia a la inexistencia, y menos sin causa.

Evocid: las cualidades físicas de las partes se manifiestan en el todo, pero al mismo tiempo el todo se distingue de las partes. Si cada ladrillo tiene altura, la pared tendrá también altura. Que cada ladrillo mida 10cm no implica que la pared mida 10cm. Si así fuese ¿cómo distinguir la pared de los ladrillos?

Enrique Arias Valencia dijo...

Héctor: el vacío cuántico es una convención falaz.

Hernán Toro dijo...

La premisa del artículo es falsa.

Contraejemplo: Todos los seres humanos son físicamente conexos. El conjunto de todos los seres humanos no es físicamente conexo.

Si quieres otros contraejemplos me avisan. Sólo quería mencionar que el argumento es patentemente falso.

Felipe dijo...

1) "Es imposible que el conjunto de todas las cosas materiales sea inmaterial"
Lamento no ver dicha imposibilidad. Creo, sin embargo, que lo contrario es verdadero, pues el conjunto de todas las cosas materiales no es una cosa material, sino un CONJUNTO. EL conjunto de los bomberos nacidos antes de 1980 no es un bombero nacido antes de 1980, sino una entidad matemática (o menos). Los conjuntos no son entidades materiales.

2) "De aquí derivo un axioma"
Si lo derivas, no es un axioma, sino un teorema. En cualquier caso la 'derivación' parece más bien una inducción a partir de unas serie de casos concretos, que por otra parte son muy dudosos. Igual que el conjunto de las cosas materiales no es material, tampoco es móvil el conjunto de las cosas móviles ni amarillo el conjunto de las cosas amarillas ni caliente el conjunto de las cosas calientes.

3) "Las cualidades físicas de las partes se transmiten al conjunto".
Si, como dices después las cualidades físicas son aquellas que no pueden predicarse de algo no físico, entonces este 'axioma' es falso, pues, en tanto que los conjuntos no son físicos, no pueden tener cualidades físicas. Tal vez en vez de conjuntos quieres hablar de 'todos' y de 'partes'. Evidentemente las partes físicas forman todos físicos, pero no conjuntos físicos. Ahora, no es evidente que podamos hablar de algo así como 'el todo de las cosas físicas'. Aunque las cosas físicas tienen partes y pueden, a si vez, ser parte de otras cosas físicas, no tiene por qué haber un todo del que formen parte todas las cosas físicas. A no ser que 'todo' no signifique nada.

4) "defino como cualidad física aquella que no puede predicarse nunca de algo no físico".
Con esa definición no hay manera de saber qué es una cualidad física. Si la definición recurre a lo no físico, para averiguar qué es lo no físico tendremos que recurrir a la definición de lo físico y así, circularmente, ad infinitum.

5) Das por sentado que las cosas no físicas no pueden ser causadas. Pero eso no está justificado. No veo por qué no. El contenido fenoménico de mi sensación de 'rojo' no es algo físico, pero probablemente ha sido causado por algo físico.

No se demuestra nada.


6)

irichc dijo...

Celebro vuestra inteligente crítica. Empiezo por el final.

Felipe:

1) Los conjuntos son sólo universales, apelo al nominalismo.

2) Como bien dices, es una inducción. Llego al axioma por esta vía, pero creo que es evidente de por sí.

3) En efecto, quiero hablar de "todos" y no de "conjuntos", aunque haya tomado a ambos términos por sinónimos. No deseo disputar por palabras.

4) Doy por hecho que lo físico ya está definido, por lo que "cualidad física" vendría a ser una definición auxiliar de otra más genérica que se presupone. Hay, por lo demás, cualidades suprafísicas, como el orden, que puede predicarse tanto de cuerpos como de entes inmateriales (v.g., los números).

5) No entiendo por qué consideras que lo fenoménico no es físico.

Saludos.

irichc dijo...

Hernán,

La conexión física no es una cualidad física, sino suprafísica, pues es una cuestión de orden. Por consiguiente, no es cierto que sólo pueda predicarse de lo físico, lo que va contra la definición.

irichc dijo...

Héctor:

Estoy con párvulo. Escribí unos días atrás contra las presuposiciones absurdas de la mecánica cuántica, que no son físicas, sino metafísicas. Cuando decimos que algo es sin razón, decimos que surge de la nada, esto es, que la nada hace que X surja. Te pregunto: ¿puede ser "la nada" el sujeto de un predicado? ¿No equivale esto a sustituir "la nada" por cualquier valor sin contenido y por completo ininteligible?

Las alternativas no son mucho más halagüeñas: O bien X surge por una causa transcendente (y ésa podría ser Dios), o bien se causa a sí mismo, lo que es autocontradictorio. No puedes decir, "aunque X es incomprensible, X hace que Y funcione". Si no comprendes el sujeto, es imposible que puedas vincularlo a su predicado con garantías de no equivocarte o de decir algo con sentido. Es exactamente el mismo problema de Dios y la creación del mundo. Decir que "aunque Dios es incomprensible, Dios crea al mundo" es un acto de fe. Sin duda no es un aserto contradictorio, pero tampoco es demostrable hasta que no pueda reducirse la noción de Dios a una definición clara y exhaustiva; y esto es algo a lo que ningún cristiano aspira. Ahora bien, con Dios nos vemos forzados a este salto transcendente por la contingencia de las cosas y la necesidad de hallar en las mismas un fundamento necesario. Pero, siendo la mecánica cuántica parte de esta contingencia, no veo que debamos emplear con ella un razonamiento análogo.

irichc dijo...

Evocid,

Si en lugar de diez centrímetros la pared mide cincuenta, mide cinco veces diez. Por ende, la cualidad de medir diez centímetros que predicamos de la parte la predicamos también del conjunto, aunque en grado superior.

Me sorprendes. ¿Todavía os reunís en #foro?

Felipe dijo...

¿cuánto mide el conjunto (o totalidad) de todas la paredes?

irichc dijo...

No sé qué podría contestar a eso, ni entiendo el propósito de la pregunta.

Enrique Arias Valencia dijo...

Saludos, Irichc, que ésta es mi guía de lectura.

Me parece que quizá los físicos tengan que ceder en su equivocación de incluir la nada como parte de sus teorías. O admitir otros elementos metafísicos, como puede ser el Creador.

irichc dijo...

La física se ocupa de lo real, y la nada no es una cualidad real, sino posible, objeto de la metafísica. Por tanto, nadie puede decir en física que "algo sale de la nada".

Un saludo, Enrique.

párvulo dijo...

Felipe: el conjunto de todas las cosas materiales SI es una cosa. La prueba es que las ecuaciones de campo de Einstein son aplicables al conjunto de todas las cosas (el Universo) exactamente de la misma forma que son aplicables a cada cosa en particular. EL modelo standard se funda en eso. Luego, si el Universo es una cosa no escapa a la disyuntiva de cualquier otro ser: o es causado o incausado. No conocemos ninguna cosa incausada, y la misma idea repugna a la mente. Si es causado, tiene su causa en sí o la tiene fuera de sí, etc.

Hernán Toro dijo...

La conexidad física, como te mencioné antes, en FB, es una propiedad física. Dicha propiedad es tan física que se puede determinar por el tacto. El que una propiedad física nos haga crear modelos mentales matemáticos, de ella, no hace que dicha propiedad deje de ser física, o pase a ser suprafísica. Por último, debido a que viola dos de las propiedades necesarias, la conexión no es una relación de orden, ni en sentido estricto, ni en sentido amplio. Por tanto, mi contraejemplo (y los montones de ejemplos más que te han puesto aquí) se mantienen y refutan tu premisa. De ahí, el resto se derruma solo.

irichc dijo...

Te dije también que no estaba persuadido de que el requisito de la antisimetría fuera esencial a las relaciones de orden, y lo argumenté en base al principio de identidad de los indiscernibles, a lo que replicaste que había entre éste y la antisimetría una diferencia de grado. Sigo pensando, no obstante, que esta diferencia no invalida mi contraargumentación, que reproduzco:

Sostienes que hay propiedades físicas que satisfacen relaciones de orden y otras que no. Las de conexión, en perjuicio de lo que yo afirmo, estarían según tú en este último caso, ya que no se cumple en ellas la condición de antisimetría, a saber, que si todo elemento de A está en B y todo elemento de B está en A, A y B han de ser iguales; y que, por el contrario, se cumple en las mismas la condición de simetría, por la cual si A está conectada a B, B está conectada a A. Visto esto, resulta trivial que lo idéntico no puede estar conectado consigo mismo, porque toda conexión implica multiplicidad y nexo entre lo diferenciable. Lo que no es trivial ni obvio, añado, es que lo antisimétrico aplique a lo físico más que en términos ideales.

Hasta donde alcanzo a ver, la mencionada condición de antisimetría no es más que otra forma de llamar al principio de igualdad de los indiscernibles, por el cual ∀F(Fx ↔ Fy) → x=y. Ahora bien, es sabido que por la relatividad del espacio-tiempo no hay dos porciones de materia indiscernibles. Por tanto, si todo lo físico es recíprocamente discernible en cualquiera de sus extremos (pues todo tiene una razón suficiente para estar en un lugar o en un tiempo antes que en otro), entonces todo lo físico es simétrico, esto es, toda causa tiene un efecto y todo efecto tiene una causa. Sin embargo, si todo lo que contiene la causa estuviera en el efecto, serían ambos indiscernibles, mientras que no obstante los discernimos al situarlos en coordenadas espacio-temporales distintas y establecer entre ellos un vínculo causal, lo cual es tanto como tenerlos por ordenados, ateniéndonos al uso habitual de las palabras. Luego, en la conexión física -que es una especie de la causalidad- hay orden, que es lo que se quería demostrar.


Es posible que éste sea un callejón sin salida para ambos, toda vez que parece que no entendemos lo mismo por orden ni tenemos idéntica noción de lo espacio-temporal.

irichc dijo...

Al margen, 1) las matemáticas constituyen un orden previo a toda percepción, y 2) por definición, todo cuerpo debe poder descomponerse en elementos geométricos simples. De modo que la conexión y el orden son efectivamente suprafísicos. El quinto postulado de Euclides reza en una de sus formulaciones que "dados tres puntos no alineados, es posible siempre trazar un círculo que pase por todos ellos". Aquí tienes conectividad, conexión y contacto, y ni un átomo de materia.

Enrique Arias Valencia dijo...

¿Cuántos àtomos hacen falta para satisfacer el concepto de triángulo?

Satisfacer en el sentido de notas significativas.

¿Es la idea de belleza, física?

Un saludo, Irichc