miércoles, 18 de marzo de 2009

Humanismo sin hombres




Mi crítica a la ideología que promueve o justifica el aborto se puede resumir en una sola proposición: que lo personal no puede ser un adjetivo de lo humano, siendo ambos necesariamente elementos sustantivos. La personalidad es una noción potencial que se desarrolla en el tiempo, pero está compuesta por un continuum de momentos en los que una persona en acto opera. Si la persona fuera una potencia en algún momento de ese intervalo, la personalidad no sería nada y, por tanto, nunca llegaríamos a ver a un verdadero hombre. Se coloca el carro antes que los bueyes al pretender que es la personalidad (la suma de experiencias) la que constituye a la persona (el agente) y no a la inversa.

Está en vuestra mano colorear el término “persona” como mejor os convenga, agregándole todos aquellos requisitos que estiméis pertinentes. Pero la gran diferencia entre desempeñar la personalidad y hacer lo propio con una personalidad es que lo primero va ínsito a la condición de humano, mientras que lo segundo está sujeto a la contingencia. Así, que el bachiller se licencie es algo que ocurrirá o no; y, si ocurre, será en un momento muy preciso, y nadie le concederá los honores antes. Sin embargo, que sea libre para licenciarse va a depender exclusivamente de que exista, lo cual a su vez sólo está subordinado a que tenga vida e individuación.

Ser persona no es más que ser libre para ser cualquier cosa dentro de lo humano. Así se ha definido al hombre desde Pico della Mirandola, e incluso en el propio Evangelio (Mt. 8:20) y en el famoso dicho de Plauto. Quienes reclaman el nombre de humanistas seculares deberían saber lo que se traen entre manos y hasta qué punto han traicionado la causa de la humanidad.

5 comentarios:

Alejandro Martín Navarro dijo...

Joder, Irichc, tú siendo abogado... ¿de dónde tienes esta formación filosófica? Gracias por la entrada.

Heracles dijo...

Te equivocas, Irichc, persona es quien ha adquirido la risa, atributo exclusivo humano; y la risa sólo puede adquirirse al salir fuera y tarda un tiempo en aprenderse.....

irichc dijo...

Alejandro: Malas compañías universitarias, gran afán pendenciero desde siempre (incluso siendo agnóstico y estando libre de dogmas) y mucho dinero invertido en libros de esa temática.

Heracles: Admito que me has hecho reír. Claro que puede que no bromees, en cuyo caso habría que explicar por qué hablamos de progenitores en lugar de prorriditores. Ya que, aunque no niego que la risa es un rasgo exclusivamente humano, hay que ser humano para llegar a ella.

Jesús Cotta Lobato dijo...

La mejor defensa de la persona que es el no nacido se la oí a una mujer arrepentida de haber abortado que dijo: Las mujeres nos quedamos embarazadas de hijos, no de lechugas. Gracias por la entrada.

Heracles dijo...

..Más bien diría que hay que reírse para ser humano....