sábado, 28 de junio de 2008

No he hallado tanta fe en Israel


En realidad los ateos jamás han considerado que la religión -ninguna de ellas- sea buena guía. Por una cuestión de principios preferirán siempre a Epicuro antes que a San Agustín. Si bien algunos, con evidente petulancia, optan por darnos a entender que su decisión no es un hito personal del que responsabilizarse, sino la interpretación ajustada de la marcha de la Humanidad. Adoptan así la perspectiva historicista, respaldada por un progresismo maniqueo: "la luz", "las tinieblas"... nada menos. Por más que en su fingida humildad el ateo se llame ignorante, sabe que lo es en medida mucho menor que sus antepasados en cualquier campo y está convencido de que dentro de mil años, salvo catástrofe, los pueblos ajenos a la barbarie seguiremos tendiendo al ateísmo a un ritmo creciente.

10 comentarios:

Heracles dijo...

No cabe la menor duda....pero Epicuro era teísta; antes que el "teísmo corporeísta de la fe" se haga ateo, (cosa absurda), tiene que desechar el espiritualismo, algo así como
la defensa de la esperanza o de la fe en otros cuerpos de distinta
naturaleza de los sólidos o los líquidos —es decir, una
preferencia por el estado gaseoso de los cuerpos—. También tendrán que desechar la creencia en el "orden sin fin del universo", en la predictibilidad de la naturaleza y en la maquinaria de los fines que, como teleologismo idealista incluye una subordinación
de las instancias cósmicas a los "fines del Espíritu" que, para ellos, históricamente son "supraestructuras". Es como achacar a los procesos de los ácidos nucleicos fines y deseos. Es absurdo pensar que un ateo pueda ser antes creyente; "ateo" significa literalmente; "sin dios", desposeído eternamente, desde su nacimiento, como consecuencia de la genealogía que le tocó vivir.

Atilio dijo...

"En realidad los ateos jamás han considerado que la religión -ninguna de ellas- sea buena guía"
Es una afirmación gratuita por la cual no tienes ninguna prueba. Es mas, es sencillo encontrar citas de ateos que, en circunstancias precisas y bajo condiciones, las religiones han sido factores positivos para la humanidad.
Lo que quieres decir es que los ateos consideran todas las religiones un error.

"su decisión no es un hito personal del que responsabilizarse, sino la interpretación ajustada de la marcha de la Humanidad".
Otra afirmación gratuita sin ninguna posibilidad de ser probada. Además, las alternativas no se excluyen. Uno puede considerar la elección por el ateísmo como una toma de responsabilidad personal, mas aún, imagino que es así en la enorme mayoría de los casos, ciertamente es el mío. Y esto no contrasta sino que se refuerza gracias a una interpretación del progreso del conocimiento que coincide con el abandono del misticismo.

"Adoptan así la perspectiva historicista, respaldada por un progresismo maniqueo"...

Pero fíjate quién habla de maniqueísmo...
Los avances científicos son innegables y numerosas aplicaciones que extienden la vida, la calidad de vida, curan enfermedades y todo lo demás están allí para demostrarlo. De todos modos ningún ateo que yo conozca sostiene que hay una relación directa y linear entre el avance científico y el de la civilización en cuanto a ética, tolerancia y otros valores. Hay muchos otros factores en juego y la existencia de creyentes urbanos e ilustrados en occidente, como tu, es la prueba del límite de la capacidad de hacer avanzar de la ciencia sola.

"Por más que en su fingida humildad el ateo se llame ignorante, sabe que lo es mucho menos que sus antepasados en cualquier campo y está convencido de que dentro de mil años, salvo catástrofe, los pueblos ajenos a la barbarie seguiremos tendiendo al ateísmo a un ritmo creciente"

El ateo informado se llama ignorante a si mismo precisamente para enfatizar que todavía queda mucho por descubrir. Y si, es cierto que el futuro que describes es posible y sería magnífico, pero no está para nada garantizado, principalmente por el peligro que representan los creyentes integristas y la mencionada persistencia del misticismo entre gente sofisticada.

simbol dijo...

Tremendo post Atilio. No tengo ni una coma que agregarle

irichc dijo...

Es una afirmación gratuita por la cual no tienes ninguna prueba. Es mas, es sencillo encontrar citas de ateos que, en circunstancias precisas y bajo condiciones, las religiones han sido factores positivos para la humanidad.

Haz el trabajo sucio y encuéntralas por mí, Atilio. Ateo suele ser, desde Demócrito y Luciano de Samosata, sinónimo de irreligioso y crítico de la sociedad. La religión es para el ateo el auténtico Dios encarnado al que combatir, pues al conceptual y metafísico lo tiene por una quimera a la que despachar con cuatro palabras.


Uno puede considerar la elección por el ateísmo como una toma de responsabilidad personal, mas aún, imagino que es así en la enorme mayoría de los casos, ciertamente es el mío. Y esto no contrasta sino que se refuerza gracias a una interpretación del progreso del conocimiento que coincide con el abandono del misticismo.

Pero para valorar la marcha de la humanidad hay que saber qué es el hombre. Y el ateo no lo sabe, ni le interesa. Su decisión es personal, pero vergonzosa: por este motivo prefiere ocultarla en el fantasma de la multitud.


Los avances científicos son innegables y numerosas aplicaciones que extienden la vida, la calidad de vida, curan enfermedades y todo lo demás están allí para demostrarlo.

La tecnología nos habla más de la capacidad del hombre para imitar la naturaleza que de su aptitud para guiarse según fines racionales.


El ateo informado se llama ignorante a si mismo precisamente para enfatizar que todavía queda mucho por descubrir.

Sin embargo, tiene un punto de vista que yo llamaría binario. Supone que si el pasado fue religioso y bárbaro, el futuro ha de ser agnóstico y civilizado. Esta fe en el progreso es absolutamente pueril, idealista y falsaria.

Atilio dijo...

Que tu eches espuma por la boca prueba todos mis dichos.

irichc dijo...

Sólo cuando me lavo los dientes.

Atilio dijo...

"Haz el trabajo sucio y encuéntralas por mí, Atilio".
Lo lamento darling pero tengo otras cosas que hacer antes, tales como lavarte la ropa y plancharte.

"Pero para valorar la marcha de la humanidad hay que saber qué es el hombre. Y el ateo no lo sabe,"
La enorme mayoría de los científicos son ateos.

"Su decisión es personal, pero vergonzosa: por este motivo prefiere ocultarla en el fantasma de la multitud"
Supongo que por ello no me puedes ver la cara y no hay ateos famosos que se exponen al público.
No obstante, algo de razón tienes pues, en sociedades que sostienen delirantes peligrosos el ser ateo puede ser insalubre y naturalmente el ateo se protegerá en el anonimato. Pero vuestra mitología cuenta que vuestros orígenes fueron similares, no?

"Esta fe en el progreso es absolutamente pueril, idealista y falsaria"
Tal vez, pero la fe en dios, en la virgen, en los ángeles, en los milagros, en la resurrección, en caballos alados, en amputar los genitales, en pases de magia, en encantaciones, en cambios, asunciones y transmutaciones de la materia, en que dios me escucha y me mira, en posesiones demoníacas, en el paraíso, en objetos, días, momentos y conductas dichas "sagradas", etc. que sería entonces?

Ah! Y te recuerdo que no has probado nada de todos tus dichos, solo has continuado a afirmar en tono solemne y autocomplaciente mientras echas espuma por la boca y tocas el órgano en una noche de tormenta eléctrica.

irichc dijo...

La enorme mayoría de los científicos son ateos.

Este dato no está contrastado, pero aunque así fuera no me impresionaría. Que Einstein o Wittgenstein simpatizaran con el socialismo, por poner un ejemplo, nada dice en favor de esa doctrina. La ideología adopta una forma teológica (yo la llamo la teología del seglar) y determina, mucho más que las pruebas racionales, nuestra opinión sobre las cuestiones últimas.

Podría decirse incluso que la hegemonía de las religiones frente a la ideología atea se debe a la incapacidad de ésta para fundar una moral (esto es, a su visión del hombre como "máquina"), ya que el vulgo está más interesado en las cuestiones prácticas que en las teóricas. De ahí que vuestro principal caballo de batalla sea acusar a la fe de irracionalidad e inmoralidad. Como si vosotros no gastarais de eso y fuerais pirrónicos o infalibles.

Es un hecho que el hombre no encuentra límite en la naturaleza, pues su instinto está debilitado y la acción combinada de la presión social y la psicología evolutiva no basta para apartarlo del mal. El límite moral, aunque pueda demostrarse, es esotérico y es despreciado. La existencia de Dios resulta, entonces, la única cortapisa objetable a la rebeldía contra el orden. No por estar o no estar sujeta a demostración, sino por constituirse como imperativo.

irichc dijo...

Teologías las hay de muchas clases, racionales e irracionales. Su común denominador es conferir al mundo un sentido previo, es decir, establecer prejuicios sobre el universo.

El sentido nunca se decide, dado que la propia decisión, si es algo más que dispersión sin rumbo, permanece en su busca. Las intelecciones prelingüísticas o reminiscencias, junto con los patrones de conducta heredados o adquiridos, fijan el curso de nuestra acción y condicionan sobremanera el aprendizaje. La teología hace de dichas intelecciones un sistema. Ahora bien, a la teología verdadera se le exige:

1) Que no sea absurda.

2) Que no se vea desmentida por los hechos.

3) Que sea acorde con el derecho natural.

La teología pagana incumplía el punto 3 con su mitificación de las inmoralidades. La atea -cierta teología atea preponderante- incumple el 1, al no poder reconciliar 2 y 3 (cuando afirma que el hombre es malo, pero debe sujetarse al bien por su sola voluntad). Todas las demás excepto la cristiana conculcan el punto 2 desde el momento en que niegan o relativizan la maldad connatural del hombre.

Atilio dijo...

Recuerdo que el Venerable Simbol citó mas de una vez la fuente por la cual afirmé que la enorme mayoría de los científicos son ateos. Y esto no es sorprendente.
Si bien es cierto que un individuo como Einstein no cuenta sobre, digamos, el socialismo, no se puede afirmar lo mismo respecto de su especialidad. Tal especialidad tiene importancia en relación a como concebimos el universo. Otras disciplinas científicas tales como la biología, la neurología, las ciencias cognitivas, la inteligencia artificial, la genética y demás también nos informan sobre sectores de la realidad que eran reservados a dios hasta hace poco tiempo.
Si bien la ciencia no puede probar la no existencia de dios, demuestra claramente la no necesidad de dios. Por ejemplo: la ciencia nos explica con lujos de detalles el porqué un hombre muerto luego de tres días y oliendo mal no puede volver a la vida. Afirmar que esto sucedió clama por una prueba que no puede ser dada. Lo mismo sucede en relación a milagros actuales. Ninguno ha sido jamás verificado. De haber sido así las leyes de la ciencia tendrían que haber sido cambiadas.
Por lo tanto, y tienes el derecho de emperrarte y opinar lo contrario, que la avasalladora mayoría de los científicos de alto nivel sean ateos me parece significativo. Tu derecho al emperro deviene de que, es evidente, esto no prueba la no existencia de dios.

También con la intención de concederte algo por la gloria de dios te comento que algo de razón tienes cuando dices que la persistencia y generalidad (tu dices hegemonía lo que me parece errado) de las religiones tiene algo que ver con la falta de alternativa. Pero esto termina allí porque si los padres dijesen a sus hijos que deben ser respetuosos y civiles sin ninguna referencia a dios o religión, los ninios serían respetuosos y civiles (si los padres fuesen buenos padres).
En cuanto a como completar esto en un cuerpo doctrinario no se siquiera si sería una buena idea. Seamos honestos, la enorme mayoría de la gente no se comporta bien o mal porque desea estar cerca o separada de dios. dios aparece en la superestructura del pensamiento como un justificador, limpiador de consciencia, condenador, amigo imaginario, etc. pero raramente como la guía a la que haces referencia. Los alucinados y los obsesivos de dios son minoría absoluta.

Todo lo que dices sobre las diferentes teologías puede ser dicho sobre cualquier forma de literatura de ficción. Y no existe tal cosa como una teología verdadera.
Una teología, como cualquier narrativa racional, puede ser "correcta". Pero nunca puede ser verdadera pues esto implicaría la prueba irrefutable y comprobable de la existencia de dios. Y ningún científico ha encontrado tal prueba.