domingo, 28 de diciembre de 2008

La verdadera racionalidad falsa


Sería de desear que los ateos, siguiendo el magnánimo ejemplo de Bueno, se olvidaran por un momento de sus supuestas certezas metafísicas y defendieran a la Iglesia desde el pragmatismo, es decir, como el muro de contención que ha sido y es contra fanáticos y maquiavélicos (sin librarse por completo de ellos, desde luego). Pero no acabo de verlo claro, salvo que se vuelvan agnósticos a tales efectos.

Cuanto menos dogmática y exclusivista es una religión, más sujeta está a principios universales y más acorde resulta con la libertad. Ahora bien, habida cuenta de que dichos principios serían sólo convenciones útiles para el materialista, y de que no todos quieren ser libres, nada nos impide sustituirlos por otros. La libertad sin justificación trascendente, sin responsabilidad última, es un mero trasunto del estado de naturaleza.

Si Dios no existe por ser irracional, ni el alma al resultar un "fantasma en la máquina", ni el pecado cuando la moral es resultado del azar genético y la evolución cultural, ¿dónde está la racionalidad de los posicionamientos esenciales de la Iglesia católica? No se puede prescindir del fundamento y quedarse con la consecuencia tan alegremente. "Si los muertos no resucitan, comamos y bebamos, que mañana moriremos", escribió San Pablo. La teología católica no vale nada -y todavía menos su ética- si se ha construido sobre el vacío de una contradicción. Según Spinoza, "un error conduce a otro error", y la aparente racionalidad concatenada no subsana la falsedad de fondo.

5 comentarios:

Jesús Beades dijo...

¿La solidaridad? ¿los "valores"?... "Ideas cristianas que se han vuelto locas" (G.K.C.)

Alejandro Martín Navarro dijo...

Ya dijo Nietzsche en el "Crepúsculo de los ídolos" que, cuando se abandona la fe cristiana, se pierde a la vez el derecho a la moral cristiana. Y por eso mismo, en la "Gaya Ciencia", los ateos se ríen del Loco que va buscando a Dios: porque no ven el problema que implica su "muerte" para la vida humana.

irichc dijo...

¡Qué oportunas las dos citas!

Fernando G. Toledo dijo...

Citas a montones, como respuesta en algunos casos a este post, en los comentarios de este artículo:

http://razonatea.blogspot.com/2008/12/defensa-de-la-razn.html

Saludos.

irichc dijo...

Lo enlacé desde el comienzo...