domingo, 25 de febrero de 2007

Conclusión por ahora


Si todo es real, entonces todo es subjetivo y nada es verdadero en el sentido objetivo, es decir, irreal. Entonces, todo es real equivale a todo es verdadero, una afirmación autocontradictoria, ya que se iguala a su negativa, no todo es real. A su vez, las implicaciones de esta última -a la que habría que elegir por eliminación- son muy ricas para el teísta:

1. Hay entes irreales y, sin embargo, verdaderos.

2. Los auténticos entes reales son algo más que entes pensables: son entes libres y autónomos, o al menos irreducibles a lo material (mónadas irracionales).

Dios y el alma a las puertas, de un plumazo.

Bach, Partita 1 in...

8 comentarios:

tumbaito dijo...

¿Si todo es real, entonces todo es subjetivo?

¿Por qué?

Si cualquier cosa fuese real, entonces no sería real la falta de subjetividad del juez?

irichc dijo...

Confundir "real" y "verdadero" me parece grave a estas alturas.

tumbaito dijo...

i) No puede ser muy grave cuando es una de las tesis más importantes de la filosofía. (Lea a Platón).

ii) ¿Por qué disentir de que todo lo real fuese subjetivo implicaría que se confunde realidad con verdad?

iii) ¿Si cualquier cosa fuese real, entonces no sería real la falta de subjetividad?

Dark_Packer dijo...

Irichc:

Si no defines "real" y "verdadero" no puedo comprender tu argumentación (que me interesa mucho) y no puedo comentar.

Dark_Packer dijo...

Otra pregunta más: ¿qué significa ser verdadero en el sentido objetivo?

tumbaito dijo...

¡Sr. Irichc! ¡Se le complican las cosas!

irichc dijo...

Claro, Dark, pero vayamos por partes.

1) Defino "todo" como "todo lo pensable".

(Quien niegue este primer punto, demuestre que hay algo que escapa al pensamiento: habrá probado la existencia de Dios, con lo que me ahorrará trabajo).

2) Lo real es pensable, luego lo real forma parte del todo.

3) Asumo también con el buen Mario, aunque sólo para refutarlo "ad absurdum", la afirmación inversa: lo pensable es real.

4) Ergo, todo (es decir, todo lo pensable, por el punto 1) es real.

5) Ahora bien, el sujeto que piensa forma parte del todo-real-pensable.

6) Sólo los sujetos piensan, y no piensan nada que no exista, según su percepción (por el punto 3). No se discute aquí el modo o el género de su existencia.

7) Luego todo lo real-pensable es subjetivo. Si no fuera subjetivo, no sería pensable (por el punto 6).

8) Luego, si -como quieren algunos escolásticos y los ateos- todo lo verdadero ha de coincidir con la realidad, todo lo verdadero-real es subjetivo.

9) Habría, pues, entes irreales y falsos. Pero lo falso, al igual que lo verdadero, es subjetivo.

10) Ahora bien, en la irrealidad no hay nada que distinga lo falso subjetivo de lo verdadero subjetivo.

11) Luego lo verdadero y lo falso son lo mismo.

12) Ergo, dado que todo es subjetivo, todo es verdad; y también, por virtud de esto, su contraria: no todo es verdad.

13) Es decir, no todo es real (por el punto 8). Esto se contradice con el punto 4. Fin de trayecto.

Dark_Packer dijo...

No me quedó claro el punto 3. ¿No será más bien que Bunge considera lo pensado (no lo pensable) como real (en cuanto a la energía que implica pensarlo), y real o irreal según si se adecua o no a algo que existe fuera del sujeto?