martes, 13 de febrero de 2007

Me explico (2ª afirmación presupuesta)


El hombre es fragmentario porque está hecho sólo de materia, y la materia se compone de partes (la expresión "la materia" es una agrupación abstracta lograda por virtud del lenguaje). Pero, aceptando el emergentismo, de estas partes surge una consciencia. Si surgieran muchas o infinitas, de nada serviría apelar a unas propiedades místicas que explican más que sus causas eficientes, pues serían su correlato o reflejo directo; su calco psicológico, como habría querido Spinoza. Pero, en fin, y de vuelta a la hipótesis de partida, al ser simultánea la existencia de la(s) propiedad(es) consciente(s) y de sus elementos constitutivos, incluso figurando éstos por separado, no iba a ser lícito decir que algo ha emergido de lo múltiple, si siempre estuvo allí.

Luego, concluiremos que, si algo emerge, debe ser distinto -es decir, más simple- que aquello que le sirve de base u ocasión -esto es, lo múltiple. Ahora bien, según el monismo materialista el hombre es un solo ser hecho de materia, aunque ésta dé lugar en él a propiedades más simples que la materia. Ser más simple que lo múltiple significa ser absolutamente simple, ser uno en el sentido plotiniano. Y esto (ser uno y múltiple a la vez) o bien es el misterio de la Trinidad, o bien se trata de una contradicción.

4 comentarios:

Fernando G. Toledo dijo...

En una paja mental, es común desvirtuar el referente para que el placer sea posible. Si no fuera así, la realidad impediría el placer.
Como digo aquí , en respuesta a tu galimatías, cualquier aspirante a filósofo que pretenda filosofar contra algo, debe conocer el objeto al que se enfrenta. De lo contrario, es un mero sofista.

irichc dijo...

Fernando, tienes la mala costumbre de contestar un argumento con una lectura libre del mismo acompañada de una enmienda pedagógica a la totalidad, en lugar de ir a desarticularlo punto por punto. Este proceder disgusta a aquellos que seguimos un método sistemático en el razonar. Pero por otro lado nos deja muy tranquilos, a mí al menos.

Fernando G. Toledo dijo...

No había notado que esa era mi costumbre. Pero, bien o mal, la respuesta que doy ataca punto por punto tu argumento. Es decir, es una respuesta a tu gusto. Quizá esté equivocado. Igual, no hacés mal en conservar tu tranquilidad.

Dark_Packer dijo...

Sí, conservar la tranquilidad siempre es bueno para pensar con claridad.

El argumento de Irichc me parece oscuro. El intento de refutación de Nando me parece oscuro. Y todo porque el concepto de "propiedad emergente" que está a la base de la discusión es oscuro.

Nando: A ver si me aclaro... si dices que la propiedad emergente llamada "conciencia" surge de ese sistema que llamamos "cuerpo humano", entonces ¿no podríamos decir también que la gravedad es una propiedad emergente de ese sistema llamado "universo"? Si entendemos más bien la conciencia como una forma de interacción entre las partes del sistema "cuerpo humano", entonces se plantea el problema: ¿cuál es el sujeto de esa propiedad emergente llamada "conciencia"?