domingo, 6 de mayo de 2007

Calipso




Jamás aceptes el elogio de una mujer. Una mujer y un amanerado sólo te alabarán para arrogarse el derecho a despreciarte en un futuro próximo, ocupando tu lugar. Si no hay nostalgia en el elogio (nostalgia de una grandeza inalcanzable), no es más que adulación.

Herr unser Herrsch...

7 comentarios:

Renton dijo...

... y lo dices después de que haya loado tus carnes.

Ncht!

:D

Renton

irichc dijo...

Ah, ¿pero tú eres mujer?

Renton dijo...

Vaya, era verdad, me habías llamdo mujer... tanto discutir con Fernando ni había mirado esto.

Una vez cuando me dijiste que no te importaba que comentara en tu blog -discrepo en casi todo lo que dices- exclamé en broma Loa a tus carnes...

En el humor es importante tanto la inteligencia del bromista como la de quien es objeto de la broma.

:D

Renton

irichc dijo...

No me importa, pero si es una mujer ya sé que no he de tomarme en serio lo que diga.

Renton dijo...

La capacidad del ser humano no es la racional?

Entonces, te parece racional infravalorar los argumentos de algún individuo en relación a su sexo, raza o, entre otras cosas, su edad?

A veces tengo la sensación que por tus argumentos eres joven y soltero... dices cosas raras.

Renton

irichc dijo...

Las mujeres me parecen tan adorables -las que lo son- como intelectualmente inservibles -todas. No por falta de capacidad, sino de concentración (en el sentido espiritual). Si a eso lo quieres llamar misoginia o inmadurez, sea.

irichc dijo...

Tengo 27 años y me casé a los 25. Fui soltero mucho tiempo. Joven creo que nunca.