miércoles, 23 de mayo de 2007

También fui hereje


Un ejemplo de poesía femenina, es decir, gnóstica. En propia carne adolescente.

Weinachtshistorie-10.mp3

3 comentarios:

Fernando G. Toledo dijo...

Con todos mis respetos a la adolescencia, ese puente colgante, esta poesía es sólo... mala poesía. ¡Qué gnóstica ni qué ocho cuartos!

irichc dijo...

Te dedico el post.

irichc dijo...

Y probablemente es cierto que es una mala poesía, pero acabo de ver que se parece bastante a una de Dámaso Alonso, y hasta rima mejor:

http://majaopublico.blogspot.com/2006/09/
alma-no-eterna.html

Qué esperabas de mis 16 años, ¿que versificara tan bien como el Virgilio de Mendoza?