miércoles, 7 de marzo de 2007

La verdad sólo resulta amarga al mentiroso


Un hecho verdadero puede ser inmoral, pero su narración veraz jamás lo es. Podríamos decir, desmadejando esta tesis, que la verdad pura e independiente de lo fáctico coincide con la moralidad máxima.

3 comentarios:

Gregorio Luri dijo...

No acabo de entender la relación de equivalencia que parece que tu das por supuesta entre verdadero y bueno.

irichc dijo...

Quizá fui demasiado escueto. Parto de la base de que hay hechos inmorales, es decir, me dirijo a personas con la capacidad de indignarse sinceramente. Entonces, si de un "es" no se sigue un "debe", según apunta la llamada falacia naturalista, no es menos cierto que de un "debe" sí se sigue un "es". En román paladino: un hecho no vincula moralmente de forma necesaria, pero una verdad sí.

tumbaito dijo...

El naturalismo no es falaz.