miércoles, 14 de marzo de 2007

Sin fines


Alguien tiene un retrato muy fiel de un amigo que ya murió. Como a este retrato no le faltarán algunas imperfecciones, su poseedor lleva en el corazón otro más fiel aún. Pero supongamos que también quiere tenerlo en la pared. ¿Cómo lograrlo? Se le ocurre la idea de hacer que unos buenos pintores lo reproduzcan mil veces, para elegir entre las nuevas versiones la que más parecido tenga, pese a la primitiva desviación. A su vez, hace que saquen mil versiones distintas de esta réplica, en la esperanza de alcanzar así un retrato perfecto. ¿Conseguirá este hombre su propósito? Evidentemente, esto es lo último que le podría suceder. Con el sistema empleado no logrará otra cosa que ir aumentando la falta de parecido, por muy fiel que fuese el retrato que utilizó como modelo. Siempre cabe que una de las versiones aventaje a las que rivalizan con ella, pero no que supere al retrato inicial.

Si suponemos que en la Naturaleza no acontece lo mismo por imponerse en ella una facilidad de variación hacia lo más perfecto, estamos ya admitiendo un principio complementario enteramente extrínseco al de la teoría darwinista. Y si nos atenemos al punto de vista de ésta, no podemos dar cuenta, como ya señalamos antes, ni de la formación de nuevos órganos, ni del progreso de los que han logrado un alto nivel de perfección.

F. Brentano


Posible objeción: las mutaciones escapan a este esquema reproductivo. Pero sigue siendo difícil de creer que pueda funcionar un sistema de perfeccionamiento donde el factor dinámico es, en general, más dañino que beneficioso a efectos de supervivencia. Según esto, los individuos más dotados serían los menos abundantes, con lo que se extinguirían rápidamente. Véase:

De una población de cien individuos hay diez que mutan. De estos diez, tres tienen una mutación exitosa y los otros siete mueren a causa de ella. La descendencia de los tres afortunados tendrá más posibilidades biológicas de sobrevivir que la de los noventa del resto de la población. Sin embargo, contará con muchas menos posibilidades estadísticas para ello, al ser los mismos inferiores en número y, por tanto, menos capaces de reproducirse.

8 comentarios:

Fernando G. Toledo dijo...

He aquí una interesante respuesta a esto:
http://razonatea.blogspot.com/2007/03/sobre-la-evolucin-y-el-concepto-de-azar.html

Nota bene: Los individuos que contengan la mutación dañina morirán, los que tengan una beneficiosa, estarán listos para procrear y transmitir esa mutación entre los individuos que no tienen ninguna. Es decir, jamás (porque sobreviven), los individuos con mutaciones beneficiosas están en desventaja. Sino, no se hablaría de beneficio.

simbol dijo...

Daniel

Las mutaciones son favorables, neutrales o desfavorables. Incluso las desfavorables no condenan la descendencia a menos que operen antes de la edad de reproducción y si operan despues de la edad de reproducción todavía pordrían permitir una vida de duración razonable, pero ciertamente menor que la de quienes no la tienen y esto pasa con alguna enfermedades de origen genético.

Las mutaciones favorables se incorporan al pool genético dependiendo de muchos factores. Si tus tres favorecidos son cristianos y engendran cada uno 10 hijos (no usan condón), en la primera generación tendrás 30 con el gen, y en la segunda 300 y en la tercera 3000. Si se trata de conejos, la propagación es más rápida. Tienes que aprenderte la fórmula del interes compuesto y el concepto de crecimiento geométrico.

Anónimo dijo...

La verdad es que este post es revelador de la verdadera capacidad de daniel, que le obliga a embrollar las cosas a ver si, en la maraña de conceptos traidos por los pelos y con significados retorcidos, no se da cuenta nadie.
La parte del retrato es ridicula, y no tiene ningun paralelismo con lo que es la evolucion, obviemosla, pero la segunda parte ya es de traca.
Realmente, da vergüenza ajena tener que explicar una cosa tan sencilla.

Irich, pongamos que de 100, a uno una mutacion en las patas le permite correr un 10% mas rapido. La proxima vez que venga el leon habra 99 que corran a 50kmh y uno que correra a 55kmh. Despues de unas generaciones, se habran comido a todos los que corrian menos, y la mutacion se habra propagado por ser favorable a la supervivencia.

Puede ocurrir tambien, obviamente que ese unico individuo que corra 10% mas se rompa una pata y se lo coman. Bueno, no pasa nada, tenemos millones de años por delante y la evolucion no tiene un guion escrito.
La proxima mutacion competitiva puede ser la velocidad, la inteligencia, mejora en la habilidad de trepar, etc. no hay una linea a seguir.

Pero de verdad que es ridiculo tener que explicar una cosa tan sencilla. Es patetico y revelador.

irichc dijo...

Anónimo, a mi me parece revelador:

1) Que consideres enmarañado algo tan diáfano como lo escrito aquí.

2) Que los leones sepan tanto como tú de cálculo de probabilidades.

3) Que emplees el anonimato.

Respecto a 2), tómese 1 generación: 1.000 víctimas potenciales, 50 depredadores y 20 ocasiones de caza. Por cada 2 ocasiones hay 1 víctima efectiva. Los depredadores tienen 4 ocasiones por generación, lo que arroja una media de 100 víctimas la generación (50*4/2). Cada víctima posee, pues, en igualdad de condiciones 1/10 de posibilidades de ser devorada. A más víctimas, menos posibilidades. Supongamos que la población de depredadores crece en proporción similar a la de las víctimas. Supongamos también que las especies más dotadas gracias a la mutación son, por lo ya dicho, mucho menos numerosas. La probabilidad de ser devoradas será mayor que la de las menos dotadas y más numerosas, ya que el pequeño incremento de su capacidad de supervivencia (traducido, por ejemplo, en una probabilidad de 1/12 de morir) no compensa el gran coste de su rareza genética, que las coloca en desventaja para la perpetuación de la estirpe.

Así, de 950 individuos normales, morirán 95 (950/10) en la primera generación, mientras que de los anormales o mutantes perecerán aproximadamente 4 (50/12) en el mismo tiempo. A su vez, la tasa de reproducción de ambos grupos es de 1,5. Se añade un coste añadido por la estimación de romperse una pata. De modo que se arrojan los siguientes valores:

Generación 1:

Grupo A: (950*1,5) - (95*1,2) = 1.311

Grupo B: (50*1,5) - (4*1,2) = 70,2

Generación 2:

Grupo A: (1.330*1,5) - (131,1*1,2) = 1.837,7

Grupo B: (71*1,5) - (5,85*1,2) = 99,5

Hago abstracción de catástrofes y hecatombes (o mutaciones perjudiciales) que podrían acabar de cuajo con los elegidos. Eventos de estas características podrían eliminar, digamos, a 4/10 adicionales de especímenes en cada generación, independientemente de sus habilidades para sobrevivir. A idéntica probabilidad de que eso ocurra a quienquiera de ellos, se incrementa la hipótesis de extinción de la especie menos numerosa y, por tanto, menos apta para recuperarse de los golpes del azar.

¿Puedes decirme cuánto tiempo y cuánta suerte harán falta para que el Grupo B se imponga? Tal vez contestes que tarde o temprano eso sucederá en algún lugar. Pero no me interesa tu provincianismo epistemológico. Si la teoría de la que te jactas se nutre de excepciones, no me sirve en absoluto.

Fernando G. Toledo dijo...

Me parece que en tu escenario los depredadores no mutan, y no sé por qué. Eso, según tu falaz escenario, también supondría una merma en la capacidad de depredación, con lo cual la cuestión se equilibraría. Tampoco entiendo qué puede tener de dañino mutar, por ejemplo, para que el depredador no me distinga del follaje. Y hablando de follaje, eso me permitiría follar y dar descendencia con la misma variación. Morirán los otros, pero mi población crecerá notablemente, mientras el depredador ni se entera.
Bah, leéte algún libro de biología y después, sólo después, a Brentano. Anotá a éste cómo otros de esos posts de los que deberías avergonzarte y borrar. Sólo para no autoinmolarte.

irichc dijo...

Bah.

Anónimo dijo...

Luego dices que no embrollas.
Anda que no es sencillo, si tienes una ventaja competitiva, muy probablemente vas a vivir mas tiempo que los que no la tienen y por tanto vas a engendrar mas hijos, que seran mas competitivos que los de los demas.

En tus ecuaciones mezclas posibilidades de supervivencia del individuo con las de la "especie" de forma muy marciana.

"La probabilidad de ser devoradas será mayor que la de las menos dotadas y más numerosas, ya que el pequeño incremento de su capacidad de supervivencia (traducido, por ejemplo, en una probabilidad de 1/12 de morir) no compensa el gran coste de su rareza genética, que las coloca en desventaja para la perpetuación de la estirpe."

Su "rareza genetica" no supone ningun coste, no se de donde te sacas eso.
Si ese bicho corre mas que el resto de su manada, no sera comido hasta que sea viejo, porque los leones, como te he dicho antes, no saben matematicas y se niegan a distribuir equitativamente sus victimas entre los miembros de la manada.
Se comen al mas lento.

De todas formas, fijate que incluso con tus propias matematicas me estas dando la razon, coño, no se como se te puede pasar algo asi.

Si te fijas, con la estimacion que haces, despues de dos generaciones la poblacion mutante ha aumentado su poblacion casi un 100 mientras que la otra poblacion aumenta a un ritmo ligeramente inferior.
Si hubieras seguido con mas generaciones habrias visto que efectivamente, se fija la mutacion favorable y tenemos una "nueva especie".
Gracias por darme la razon.
Al final, conseguiremos que aprendas algo.

irichc dijo...

En primer lugar, no toda ventaja genética redunda en mayores índices de reproducción. Eso es ser muy optimista. Así, hay animales -la mayoría- cuyos ciclos de apareamiento son estrictos y no dependen, como en el hombre, del tiempo libre del que éste dispone.

En segundo lugar, te has dado cuenta poco después de censurar la probidad de mi cálculo de que te doy la razón en parte. Añadí, sin embargo, este último párrafo como cláusula de garantía para mis conclusiones:

¿Puedes decirme cuánto tiempo y cuánta suerte harán falta para que el Grupo B se imponga? Tal vez contestes que tarde o temprano eso sucederá en algún lugar. Pero no me interesa tu provincianismo epistemológico. Si la teoría de la que te jactas se nutre de excepciones, no me sirve en absoluto.

¿Por qué "cuánta suerte"? Por lo mencionado líneas antes, es decir, todo aquello que escape de lo regular y del cálculo de probabilidades inicial, hechos cuyo impacto será más letal en los grupos menguados, con más boletos para extinguirse.

En tercer lugar, abandona el anonimato, hombre de Dios. Muestra un poco más de fe por tus opiniones.

* * *

Hay un pequeño error en el cálculo. Lo corrijo por prurito:

Generación 1:

Grupo A: (950*1,5) - (95*1,2) = 1.311

Grupo B: (50*1,5) - (4*1,2) = 70,2

Generación 2:

Grupo A: (1.311*1,5) - (131,1*1,2) = 1.809,18

Grupo B: (70,02*1,5) - (5,85*1,2) = 98,28

Un contertulio me indica en otra parte que serían necesarias unas 170 generaciones para que el Grupo B alcanzase la hegemonía. En ese tiempo caben muchos imprevistos (no sólo leones) que no se verían influidos por las mejoras genéticas experimentadas. Crisis absolutas donde el eslabón más débil -el menos poblado- caería antes.