domingo, 3 de junio de 2007

Conato de debate sobre el origen de la moral


Cuando digo que la moral es anterior a la religión se puede entender en un sentido lógico; es decir, la moral no procede de la religión.


Estoy de acuerdo, aunque conviene no olvidar que la moral sin religión no es más que una propuesta. Y si bien me diréis que tenemos la ley, con la que los iuspositivistas se contentan, os vuelvo a preguntar qué sucedía antes de existir los ordenamientos y de estar respaldados por el Estado, pues éste es al cabo un trasunto de Dios. Recuérdese que, antes incluso de que los contratos se hicieran necesarios por seguridad jurídica, los comerciantes juraban que iban a cumplir lo estipulado en los pactos (tras lo jurídico y los juramentos está agazapado Júpiter).



También es válido desde un punto de vista cronológico: la religión es, efectivamente un fenómeno primitivo en las sociedades humanas: sin embargo la moral la precede, comportamientos como el altruismo entre miembros de un grupo los vemos también en animales, claro indicio de que ha ido desarrollándose con la evolución y siendo, por tanto, anterior a la aparición del ser humano moderno.


¿Y quién dice que toda moral tiene que ser altruísta? No. Lo que distingue a la moral de las conductas ordinarias es que nos sujeta oponiéndose a nuestros deseos y tentaciones pasajeras. La "moral inmanente" de los ateos no se diferencia en nada del desear, por lo que es un fraude manifiesto.

* * *

El contertulio, este señor.


Exsulta,-Gaude,-Filia-Sion.mp3