viernes, 29 de junio de 2007

Función del matrimonio


1) Que las mujeres se vuelvan cuerdas.

2) Que los hombres no enloquezcan.

En otras palabras, posibilitar la regeneración psíquica y dificultar la degeneración. El resto es Derecho.

PS: En ningún momento he propuesto un modelo de sociedad donde las mujeres estén anuladas. Quien me atribuya tal cosa, se equivoca y me islamiza. Sólo planteo el único camino redentor e igualador para la mujer: someterse racionalmente. Es mi apología del matrimonio.