miércoles, 13 de junio de 2007

Madurez


No hace mucho pensaba que la sumisión era el principal atractivo de una mujer. Ahora estoy convencido de que es el único.

2 comentarios:

Desde Elea dijo...

Parece ser que mi meridiano no coincide con el suyo, otra vez vengo a hacerle un comentario de otro post anterior.

En una ocasión, un señor comprometido él en las libertades de los ciudadanos de Flandes, luchador irascible e incansable contra los malvados Felipe II , el Gran Duque de Alba y el jefe supremo de la “franquicia” Su Santidad el Papa de Roma. Me reprochaba que en mis insistentes preguntas sobre la “esencia” de la materia, lo único que pretendía era conseguir una definición de la misma, de nada me sirvió decirle que lo único que me sobran son definiciones de la materia, y que yo lo único que quería era conocer su esencia, su profundo arquetipo, su misma mismidad.

En fin debe de ser algo contagioso que circula por el ambiente, todavía recuerdo con ilusión cuando descubrí las obras de Berkekey, me dije: ¡mira! no eres el único afectado por ese “virus” que niega lo transcendente en razón de los sentidos y solo por los sentidos pretende la razón.

¿Qué es la materia? Y ¿Qué razonamiento implica que si la materia es, a pesar de no saber lo que es, el espíritu no sea?

De lo uno y lo múltiple y de lo múltiple y lo uno…y todavía sigo leyendo a veces el Parmenides de Platón y a cada relectura lo disfruto más

Saludos

irichc dijo...

Saludos, desde elea. Tendríamos que abrir un foro para discutir de estas cosas. Este post está dedicado sólo a las zorras (hola, si me estáis leyendo).